Quinta mia // Juan Manuel Ram├şrez

Desde que comencé mi trabajo profesional me he dedicado de lleno al dibujo. El tema central de mi labor es dibujar personas, objetos y espacios que habito y lugares de paso. La forma de dibujar varía de acuerdo a los artistas que esté investigando en el momento y a la época de la historia del arte que me interesa.

Fui hace cuatro años a la Quinta de Bolívar a dibujar y por motivos personales no pude continuar en ese momento. Volví gracias a que fui uno de los seleccionados
del concurso Arte en la Quinta. Al volver después de cuatro años las ideas se habían revuelto. Los intereses plásticos sobre los dibujos cambiaron. Todo lo que me había propuesto se desbarató. Pero, en mi concepto, todo ha cambiado para bien. Los dibujos son muy diferentes de aquella idea inicial pero así es mi trabajo y mi dibujo también. He sentido la necesidad de contar la historia de cada dibujo que hago en la Quinta. Algo importante es un blog que abrí para contar el proceso de elaboración de cada dibujo. Por ejemplo, ahí cuento lo siguiente:

Los dibujos

Cada dibujo tiene un motivo o una razo╠ün de ser hecho. yo me propuse dibujar la casa-museo segu╠ün el arte neo-cla╠üsicoÔÇŽ segu╠ün lo que deci╠üa Winckelmann sobre buscar la quietud por encima del movimiento, que el dibujo predominara sobre el color, que sobre todo el arte teni╠üa que tender a una noble sencillez y tranquila grandeza. lo u╠ünico que predomina en el proyecto es el dibujo. de resto no puedo evitar pensar y dejarme llevar por lo que hace Jim Dine en sus dibujos de plantas o muchos otros artistas dibujantes contempora╠üneos de este siglo veinte. fue difi╠ücil llegar al jardi╠ün e intentar dibujar y representar lo que veo, lo verdadero supuestamente, en contraposicio╠ün de dibujar un jardi╠ün bello de manera ideal como lo dictaba el arte neo-cla╠üsico. generalmente cuando llego a la casa-museo y me detengo en algu╠ün lugar es porque algu╠ün artista contempora╠üneo se me atraviesa entre lo que veo y lo que quiero dibujar.

Cada dibujo nalmente tiene una historia. un día decido dibujar de una manera
y cuando llego lo hago de otra. porque llueve o porque hace sol. cada vez es diferente. en un mismo dibujo me pierdo y de repente no sé cómo terminará. pero dibujo. ahí me verán caminando o sentado dibujando.

En el blog cuento la experiencia que vivo en cada jornada de trabajo y lo que pasa a mi alrededor cuando dibujo:

http://laquintamia.wordpress.com/
[envira-gallery id=”56″]